sábado, 24 de diciembre de 2011

Los Platos Rotos

Los Platos Rotos
Acrílico y Aerosol.
110 x 130 cm.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Domingo en Buenos Aires

Ya no había forma de zafar,
el aire con denso olor a despedida...
Esos lapsos de viejos tangos,
que modernizan el dolor.

Viejos planes sustentando
el callar perfecto...
(el oído es sordo si el ojo no quiere ver)

Tragos que alivian males,
gargantas lastimadas,
despojos de curarse,
adicción a saliva, miel y tormenta.

Buenos Aires es siempre
buena idea para salvar,
salvar el alma de la melancólica
añoranza de olvidar.



La esquina perfecta,
el tango como dardo tranquilizante,
mesas trístes, vacías,
mesa para uno, bebida para dos, je -dijo el mozo.
(San Juan y Boedo, barrio cuervo, barrio tanguero, fue buena idea de domingo.)

sábado, 17 de diciembre de 2011

Viejas mañas

A veces pasa,
vamos del fin del mundo
a la nada,
y las sombras nos toman las manos.

Ya concilio el sueño,
lo estoy imaginando...
(si no escapo de esa parálisis
desespero...)

Un viejo cuento que
no pasa de moda,
no quiere decir
que no sea idea gastada.

Y viejas mañas con
distintas caras
siempre ocultan y
juegan a lo mismo.

Pienso en el aire,
ahora desde el suelo,
si me preguntan: ¿Qué fue de vos?
no contesto...

jueves, 15 de diciembre de 2011

Fuera del Paño

Va a brillar,
como suele ser en luces blancas,
va a subir,
como suele ser la escalera perfecta.

Humedades de secos trazos,
perdiendo chispas en densos lapsos.
(Y un mostrador que no atiende nadie,
ni es barato.)

Se tira ahí,
corta sus pasos ahí,
antes de llegar y poco despues
de partir.

Escapa de las sombras
a las tempestades,
y las batallas silenciosas
hicieron más ruido hoy.

Va a brillar,
como suele ser con las cosas cordiales.
va a estallar,
como suele ser con los recién nacidos.

Y una demanda que dura muchos años,
y una voz lenta que mueve el paño,
(los dados caen lejos de la mesa).

El cielo

Mi cielo dado vuelta
me tocó el techo de la conciencia,
parece que no escapa de la tormenta
y no hay besos que curen la pena.

Será que la mágica solución
no encanta ni destella,
que entre tenues luces
mirar atrás, todo apresa.

Algún pedazo del futuro
traigo hoy a mi cabeza
para ver si alguna ilusión me queda.

Sobrecargué mi viejo motor
y mi oxidado corazón me pega,
vuelvo a casa como un caracol,
me escondo en el caparazón, mientras todo quema.

Será que la mágica solución
no encanta ni destella,
que entre tenues luces
mirar atrás, todo apresa.

Algún pedazo del futuro
traigo hoy a mi cabeza
para ver si alguna ilusión me queda.

Hoy no hay ningún temor,
no hay satisfacción,
y eso es lo que mas apena.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Todo Llueve

Todo Llueve
Acrílico, óleo y aerosol.
140 x 110
cm

viernes, 9 de diciembre de 2011

El mensaje

El viento se llevo casi todo,
y lo que dejó lo quiero tirar.
Algunas ideas lindas
que se quedan vacías,
bostezos de arena y mar,
carcajadas que silencian
y tristezas que ya no lloran más,
un par de sueños de escaleras,
luces blancas que empiezan a titilar,
promesas eternas que se cortan
cuando se las terminan de pronunciar.

Pero, ya diste vuelta el cristal
y tu cara se vislumbro,
será que en la neblina
podías ver mejor...
Aquéllos días de cielos vivos
y noches muertas,
muchas palabras
y un mal mensaje,
en una botella a la deriva
en cualquier mar.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Intrasueño - Lección de Sintonía


Intrasueño - Lección de Sintonía
Acrílico, aerosol y pastel al óleo.
150 x 100 cm



INTRASUEÑO
Con pintadas que tiñen su piel,
ojos dorados que detienen el motor,

y una voz gruesa que cuenta
lo que pienso.
(Y, el general escondido tras el velo...)

Vuelta acá, despertar con luz azul
y mucho invierno.
Todo en perfecto silencio,
se corta el sueño.

Sabiendo que es sólo un momento.
Ojos miran fijo, tras el velo...
(dan interés, no temor...)

Y una voz gruesa que cuenta
lo que pienso...
Los engranajes dando cuerda...
la FM del intrasueño...

sábado, 3 de diciembre de 2011

Alguna vez me extinguí

A veces puedo creer,
a veces puedo soñar,
mientras vuelo libre
mis alas, puedo olvidar.

No quiero ver
lo que dejo atrás.
Camino distante
entre la amabilidad.

Viejas ilusiones ya no
pueden insistir,
creí que todo era olvido
y me acorde de mí.

No sueñes que no sé lo que es sufrir.
(En el silencio alguna vez yo me extinguí)

lunes, 28 de noviembre de 2011

Gracias!

Gracias!
Acrílico y pastel al óleo.
120 x 150 cm

domingo, 27 de noviembre de 2011

Vamos

Vamos a escuchar nuestros latidos,
vamos a bailar un tango lerdo,
vamos a callar todo el movimiento,
vamos a frenar las cosas que pasan con sentido,
vamos a dejar que pasen las cosas que no deberían,
vamos a mentirnos diciendonos la verdad,
vamos a creer que esto no está pasando,
vamos a salvar al deseo sin desearlo,
vamos.

jueves, 24 de noviembre de 2011

El Cuadro Incómodo

El cuadro incómodo (Señal distorsionada)
Acrílico, aerosol y pastel al óleo
110 x 100 cm

lunes, 21 de noviembre de 2011

Sintonía

Sintonía (el abrazo sostenido)
Acrílico, aerosol y pastel al óleo.
110 x 100 cm


Tener los brazos listos para abrazar
(la sintonía mantiene alerta).
Señales de otros días a través de la memoria,
que no olvida, cuando
"nos movíamos en la ciudad, como peces en el agua".

Iba a gotear el mundo,
finalmente gotea el reloj,
¿se irá desvaneciendo antes de que algo nuevo explote?
(El amor y los recuerdos,
crean el abrazo sostenido.)

Cargado está el "mundo"... (espero un estallido).
Volvamos a nacer, extraño nadar.

domingo, 20 de noviembre de 2011

miércoles, 16 de noviembre de 2011

El motorcito


EL MOTORCITO
Dibujo con pasteles al óleo.



Siempre giran sus engranajes, siempre sus cintas andan deslizando, movimiento continuo. El motorcito que nunca para.

domingo, 13 de noviembre de 2011

La Necesidad


LA NECESIDAD
Dibujo con carbonilla

Segunda mañana de sol

Encontré algo, encontré...
una mezcla de dolor
sostenida por la felicidad momentánea,

(El viento que era escalera,
invitaba a volar)

allí descubrí un par de alas enfermas,
gastadas de vuelos difíciles...
¡Es mejor que tenerlas nuevas!

Más tarde, el viento en la cara.
Es decir... la calma.
No soy bilingüe pero algunas cosas traduzco.

A pesar de algún altibajo,
mi físico es fuerte.

(El problema está dónde no llegan las manos,
dónde sólo llega tu forma de ser)

Hoy me desperté con más calma,
a diferencia de la otra vez.

jueves, 10 de noviembre de 2011

¡Escuchá!

Algunas veces me olvido,
del espejo
y, de dónde mirar.

Cada tanto me pierdo,
en el sueño
y, no quiero despertar.

Alguna forma de viento,
un poco lejos se irá
y, una voz traerá.

(Si sabés escuchar...)

lunes, 7 de noviembre de 2011

Contraviento

Contraviento
Acrílico, aerosol y pastel al oleo.
60 cm x 80 cm




Cuando no estás seguro de lo que sacás, cuando algo te jode o perturba, hay que prepararse, todo vuelve a contraviento.





"En los bosques mis días solía pasar, salvaje y cruel, seguro en mi soledad..." (San Francisco y el Lobo - Seru Girán)

sábado, 5 de noviembre de 2011

Camino

Camino
Acrílico, Aerosol y Pastel al Óleo
100 x 140 cm



"El que quiere nacer, tiene que destruir un mundo" de Demián (Hermann Hesse).
Además de agradecerle a él, por la frase, le agradezco a Charly García por la musicalización.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Pasillo

Caminando yo espero,
y el pasillo, me hace eco
y estoy quemando zapatillas...

Los momentos de silencio auditivo
agudizan los latidos del corazón
(y no para de hablar...).

Tu cuerpo tiene olor a primavera,
y la primavera es mejor que temblar...

Un poco más de sol
¡nada más!
Un poco más de paz,
no vendría mal...

Yo no sólo tengo paciencia,
tengo caos que dominar,
y es más fácil si me llevás
sin sentido por la ciudad...

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Desconexión Ideal

Todavía el vuelo sigue callado,
todavía, tanto, ¡todavía!

Aunque suene mejor que su violencia,
el vuelo todavía sigue callado...

Podrás ver, si vés, que vés
a esa piedra pérdida en un fantasma.

Llegar al momento justo sin pensarlo,
(el tiempo acomoda el desorden...)

Ante la mirada, que mira y que apaña,
que cree, tanto, ¡todavía!

Vigilancia, monitor ¡al carajo!
sólo me funciona medio cuerpo.

Lo demás, siempre estuvo despedazado
y, el microchip se guía por amor...
(corta cables y avanza...)

sábado, 29 de octubre de 2011

Primavera


Primavera
Acrílico y Aerosol. 130 x 110 cm.

martes, 25 de octubre de 2011

Tiempos

Encontrándole, la vuelta
al clavo aquél,
que corta toda alegría
(siempre será el antes y el después),
el que trae el peor papel
en esta carcel libre que apresa algo turbio.

¡Me vas desviando!
y percibiendo...
¡Los oídos duelen con ladridos
de otro mundo!
La suerte siempre trae un
poco de mala fortuna.

Se pierde en trances
de viejos tiempos,
que ahora están acá,
golpeando lo celestial
del brillo ocular
de los bonitos ojos.

¡Voy cansado!
Mis ladridos...
siempre fueron eco de
propios tormentos con
olor a mezcla del destino.
¡Destino perdido!

El tema es que clavado allí
no oxide y corte cruel,
y en un tiempo y en un después
se crea libre de su papel...
No se podría entender
¡preso en prisión y en las calles!

¡Me vas desviando!
y yo escuchando...
orgullo especial de
no ser un titán
que pretenda cambiar
lo mas lindo de este mundo.

viernes, 21 de octubre de 2011

Secuencia

Mi cara cambió,
mi ojo cambió,
mi boca cambió,
mi cuerpo latió,
la mente brilló.

El día te va,
el día nos va,
la suerte se va,
la suerte volvió,
gobierno imaginación.

Mis manos tocar,
tus manos tocar,
mis dedos mezclar,
tus dedos mezclar,
las bocas drogar.

(Me convencí,
nubes pisar,
segundos de eternidad.)

Las bocas drogar,
mi lengua marear,
tu lengua buscar,
oído escuchar,
palabra amar, palabra amar.

domingo, 16 de octubre de 2011

Espera y tedio

"Espera y tedio"
Acrílico y Aerosol. 120 x 100 cm

sábado, 15 de octubre de 2011

El General y el Cocodrilo


El General y el Cocodrilo
Acrílico y Aerosol. 120 x 100 cm



jueves, 13 de octubre de 2011

¡Fantasmas jodiendo!


¡Fantasmas Jodiendo!
Acrílico. 100 x 100 cm

miércoles, 12 de octubre de 2011

¡Mil grados!

¡No se dan cuenta que lo único distinto es la voz!
El golpe siempre es igual,
con delicadeza, con violencia, pero siempre igual.

Los pensamientos, las ideas, las energías, siempre igual.
Lo único que cambia es la voz...porque hierve.

lunes, 10 de octubre de 2011

Persecución nocturna y lluviosa


Persecución nocturna y lluviosa
Acrílico. 60 x 80 cm

domingo, 9 de octubre de 2011

Pasados días

Dicen que vuelvo,
que es por cansancio,
que jamás cambió mi suerte.

En algún momento lograré verte
o esa ceguera será muerte.

Pasados días,
dicen mentiras,
dicen que son verdades.

Desde que te quiero toco el cielo
y escribirte tanto me hace aún mas quererte...

Al fin de cuentas
cuento con temores,
(las nubes de mi cabeza me taparon...)

Pasados días
escribo en cerveza
para que me aguantes y me quieras.

Pasados días
escribo en llanto,
para que te acuerdes lo que es perderse.

Un viento fuerte fue tu abrazo,
una adicción que va planeando, pensando.

Pasados días...

viernes, 7 de octubre de 2011

Cruces


Cruces
Acrílico. 60 x 80 cm.

Vieja aventura de seguir,
cambiando el aire denso por paz
en esos periplos solitarios de alegre amargura
y suave bienestar…
Decir al compás de este tanguito
que tus ojos me miran aunque no estés,
que sé exactamente lo que hubieras hecho al llegar,
que, con vos, pensar en mentiras era una mentira nomás.

jueves, 6 de octubre de 2011

Extrañar

Perdió un poco de tiempo hasta que sea un poco más de día.
El revoloteo de los aventurados pájaros era un tanto molesto para alguien que no durmió bien, y sobre todas las cosas, estaba en un lugar desconocido. La gente del lugar, se da cuenta cuando alguien no es del lugar. Cara de extrañar.
¿Alguna vez pensó que su vida iba a tomar esos caminos de soledad? Posiblemente.
Los recuerdos en la lejanía de los recovecos de su memoria eran borrosos, lastimosamente borrosos. Solo la recordaba a ella, y a su abrazo.
Ayer nomás era primavera, ayer nomás era todo de colores, besos, caricias y manos entrelazadas. Hoy volvió a ser invierno, bueno, climatológicamente hablando. Esa costumbre de alejarse cuando todo empieza a ir bien. No hay nada más lindo que un “te extraño”. Dan ganas de volver a cualquiera que solo piense en irse.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Los Poderes Curativos (del arte)



Los Poderes Curativos (del arte)
Acrílico. 70 x 150 cm.

martes, 20 de septiembre de 2011

La mujer del desvelo

Visiones ví, viéndose entre ellas y ellas conmigo.
El general sólo miraba en silencio, tras el velo a las visiones que sin palabras hablaban sin velos. No me generaba temor su tenebrosa cara pintada, detrás del velo gris que cubría su rostro.
Finalmente (¡al fin!) dijo sin mover los labios que la culpa era de la mujer. “Esa mujer “, dijo misterioso, expectante, amenazante, con controlada violencia mansa. Aquélla mujer que practica piano con mis brazos, cuando extendidos están mientras concilio el sueño.
Primero, con un toque, como si probara el peso de la tecla, hundió mi piel con su dedo no visible. Desperté.
Luego lo mismo, pero en otra octava. Desperté.
Más tarde su respiración cercana, su aroma, su aliento y con mis ojos cerrados pude ver su sonrisa, mientras ella sentía mi olor a madera nueva. Al poco tiempo, se hacían más largas sus presiones. Despertaba.
Finalmente llegó el golpe, producto de su impaciencia de principiante. Desperté, claro está.
Moría de ganas de ayudarla. Pero no podía. Me parecía desleal, pues si ella quisiera tener otro piano notaría que su supuesto talento solo se debe a la cooperación de un instrumento y no a su buena percepción auditiva-musical.
Hay que ser hijo de puta para desilusionarla así, dejándola en ridículo delante del posible nuevo piano. Pero también hay que ser más hijo de puta todavía para no darse cuenta de lo hermosa que es esa mujer y entonces así querer provocar siempre su alegría. Solo un merecedor de las llamas más oscuras y vivaces podría ser capaz de no cooperar con su felicidad.
Al fin, entre tanto despertar y tocar, una escala en mi brazo. Perfecta, con la velocidad justa para que se sienta cada uno de sus pequeños dedos sobre mi brazo. Me alegré. El general (que para entonces solo queda decir que se dedicaba a caminar en círculos, por eso lo omití del relato) mirándome a los ojos, desde sus ojos escondidos tras el velo, volvió a decirme que esa mujer era la culpable, la culpable de mis desvelos.
Ya veo, que cada vez que despierto es porque ella práctica. Lo sé, porque siento sus pequeños dedos empujándome. Porque abro los ojos y siento la voz del general diciéndome “la mujer que te despierta”. Sé que es ella, no se trata de un fantasma, ni de un espíritu, es ella. Si el general me dice que es la mujer que me desvela, me agrada pensar que es mi amor. Que perdí. Pero en una de esas visiones de intrasueños me tuvo tirado en mis sillones, apoyando mi cabeza a su lado. Es ella, que de pronto dejo de prestar atención a la conversación que se daba en mi casa para acercar su cara a la mia, y darme un beso, al cual yo respondí mientras ella se alejaba, e hice que vuelva a darme otro, y yo encima otro, provocando que me coma la boca de la forma más real que pudiera haber soñado. Es ella, como dijo el general tras el velo, la mujer que me desvela, que me despierta. Debe ser una conexión.
Desperté.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Mirando el Mar


Mirando el Mar
Acrílico. 100 x 100 Cm

jueves, 15 de septiembre de 2011

Personaje zonzo

¡Enjuiciando buitres!
¡Desenmascarando caras!
(Caras que dan miedo...)
¡Explosión siniestra!
después de una guachada...
Princesa sin cuento de hadas,
y ojos falsos detras de una madera.

Se fue yendo el tiempo
y los arreglos finos...
¡Sin disimulo!
¡Máscara que da pena!
Bañarse en perfumes caros
no tapa olor a mierda...
(¡Me está asfixiando!)

Caras con pocos gestos
para no quebrarse...
¡Importancia alta!
Si hacés algo, que se note un poco...
¡Salúd! ¡Buen día!
Es sólo apariencia...
(con mañas de codicia).

lunes, 12 de septiembre de 2011

Escribiendo su carta tardía

Su cosmogonía lo obligaba. Le apretaba fuertemente el recuerdo y la memoria. Le tocaba la historia de su ser, e hizo entender ese hecho como una obligación.
Entonces él, se sentó y escribió:

"Pasado un tiempo desde tu partida, y tu olvido, las necesidades de expresar ideas reflexionadas en este último tramo de mi vida se hacen extremadamente pesadas y necesarias, como bien dije antes.
Empezando por la obviedad de decir que sos hermosa , (obviedad que descubrí desde el primer instante, ese momento justo que te posaste en el lugar indicado para que te descubra) y que no te puedo sacar ni un segundo de todos mis minutos existenciales.
Al parecer, yo no estaba preparado para tales sentimientos, casi inefables, no estaba en mis planes la idea de tener un corazón arrítmico en el acelero continuo que provocaba el verte pasar, cada vez que pasabas cerca de mi inmóvil presencia observadora. Llenaste de bríos mi inspiración. Alejaste mi tranquilidad que tanto costo conseguir, no sólo la alejaste, sino que cambiaste esa extraña estabilidad (que empezaba a tornarse vulgar), por el enternecedor y nervioso desequilibrio que me provocaba el cruzarte, verte, hablarte. Ahí estabas vos, y otra vez yo caía en offside.
Entiendo el desinterés tuyo al ver a esta inexpresable persona que descubrí en mi, gracias a vos. Siempre entendí que no tengo por qué interesarle a alguien que a mi si me interesa, el mundo no se maneja como un “canje”, sería muy penoso que así lo fuera. Me gané tu olvido.
Y lo hice yo solo.
Lejos de felicitarme por mi logro, y lejos de pretender lo que no ésta destinado a pasar, envío esta carta, que espero llegue a tus manos, ya que su único fin no es ninguno mas que decirte esa obviedad inicial: sos hermosa.
Te cambio un segundo de ese olvido, sin consultarte, por estas palabras que espero, sean bien recibidas y comprendidas."

Luego de firmar, envío la carta, esperando que llegue a destino. Pero sin esperar una respuesta.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Plan Frustrado

No hay nada detrás del muro,
solo unos cuantos chistes malos.
Infantiles gracias, en cuerpos grandes.

Me fuí poniendo serio,
(no es por avejentarme...)
¡Están metiendo mano!
¡están cuchicheando!

Oídos sordos, bajo el volumen.
Ojos ciegos atraviesan todo.
Indirecta busca directamente
y después esconde apuros.

Están buscando excusas,
y premios sin triunfos,
ante palabras mayores,
mienten en voz alta.

martes, 6 de septiembre de 2011

El sordo que llora por deporte

Quizás llora por que es sordo. No por el hecho de no escuchar nada, sino por el hecho de no poder escuchar lo triste y sufriente que es su llanto.
Es casi un disparo impune a plena luz del día, un espantajo febril que remedia su dolor con más dolor, es decir, que para olvidar el presente se crea uno futuro, y cuando ese futuro pasa a ser presente, recuerda el pasado y asi, una cadena desdichada y digna de un cachetazo para la reacción y salvación o simplemente para el olvido.
Pero, no vamos a hablar de su sordera, ni de su llanto, vamos a hablar del motivo de su llanto, que más que llanto ya es deporte, y si lo comparamos con algun deporte sería de alta competencia, esta mas preparado para llorar que para amar u odiar.
Entonces, la capacidad que tiene su ser para crear ese llanto realmente es empalagosa comparándola con alguna persona extremadamente dulce.
Una vez, supo conocer a alguien así, empalagosa, ¿por dulzura? mmm... No.
Era empalagosa en simpatía, se podría decir que era carismática esa persona, a tal punto que su sola presencia provocaba las miradas atónitas de los espectadores casuales que estaban en el momento justo donde se generaba su presencia.
Percatado que su constante e ininterrumpido lagrimeo no generaba el mismo foco de atención que cuando la empalagosa persona hacía su inesperada y casi espectacular presentación, volvía, entre lágrimas, a su casa buscando alguna solución a dicho problema. Lloró y lloró. Su húmedo cerebro no daba respuesta alguna al problema del foco de atención simpatía/pena, claro tan sumergido en el papel de víctima de algún feliz victimario, no dejaba proponer deslizadas ilusiones más que la de aumentar el dolor espiritual para ver si atraía más guardaespaldas y consejeros baratos, mezclados con falsas caricias e insensibles miradas tristes para hacerle creer que no estaba solo.
¡Olvidate de tus cimientos!. El problema está en la estructura, olvidate de tus cimientos y... ¡Crecé más de lo permitido! - dijo el feliz carismático-, de pasada al verlo llorar.
Todos rieron. El sordo no entendió.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Protagonista


Se pasa el tiempo en estos meditabundos episodios. Sórdidos entre otras tantas cosas, cosas negativas, y poco diferentes a las alocadas inyecciones de una mentirosa amistad. Pero este protagonista, cansado de ser el hueco de la oscuridad misteriosa que acentúa estos episodios, sórdidos, entre otras cosas, como bien dije antes, se vistió de lujo barrial, es decir, nada elegante para salir a ese mundo que se le hacía esquivo, o al menos él creía de esa forma.
Las luces del sol, rayos se podría decir, que son como luces que llegan como flechas de algún ángel molesto y tormentoso, nada blanco de ropas, más bien demoníaco y cruel, hizo ver la diferencia entre la luz artificial y la luz convulsionada de la naturaleza que solo siente tanta energía en el exterior de su propio ser.
Leyendo el cuento eterno de su profunda mediocridad, él se desvirtúa en esos pequeños lapsos de personas que olvidan cientos de cosas o momentos triunfalistas, para sumergirse en los pocos conceptos de la desmaterialización de la alegría como único dominio del alma.
Más tarde hubo un encuentro.
¿Cómo te llamas?
- Me llamo Bárbara y no tengo nada de espectacular.
Yo me llamo “el protagonista” para estos lectores y no sé qué mierda hago acá.
- Estas acá para que yo me de cuenta que no estoy tan mal, porque no hay nada peor que no saber para que carajo estoy. Mi baja autoestima es otra cosa, es otra historia.
Wow! Hice algo bien, entonces, te mostré algo bueno en vos. Me tengo que ir Bárbara.
Luego del beso de despedida, el protagonista, caminó dos, tres pasos sin pensar en nada, al cuarto pensó: loca de mierda.

domingo, 28 de agosto de 2011

Sueño Nebulosa

Sueño Nebulosa
Acrilico - 100 x 70 cm

jueves, 25 de agosto de 2011

Mujer sentada


Dibujo - Mujer Sentada

miércoles, 24 de agosto de 2011

El sueño del pibe

Si te queda un último ojo,
que me mire a mí...
¡Sino me convertiré en un disparate!
y, sólo haré que los días pasen,
sin mucho decir...

Si no importaba, yo no era nada,
ni alegría, ni dolor...
¿Para qué quedarse? Mejor marcharse.
Y, si alguna vez vuelvo
(o me hacés volver),
que sea en serio, y no obligación.

No vengas con pocas gracias,
ya sé que no todo es para mí
y, casi nunca por mí.
Sólo te pido que no me hagas latir,
tan sólo para desvelarme
y volverte a escribir.

Prefiero entonces,
ser ese tonto disparate,
haber soñado en grande
el sueño del pibe,
y no sufrir.

domingo, 21 de agosto de 2011

Taller Mecánico

Dibujo rápido con lapicera.

Era yo

Era yo.
Sumergido en lo profundo de aquélla situación, con los ojos bien abiertos como si mirara algo sorprendente o fabuloso, con una sombra caminando por mi pecho buscando un poco de calor que pueda protegerla del frío que lastimaba mi cara.
Queridos amigos, era yo, delimitando la línea entre lo virtual, subconciente y aparentemente verdadero y vivído, diviéndome en fracciones para desmenuzar los vagos recuerdos y los insistentes pensamientos que provocaron aullidos en los latidos de mi corazón.
Ya me había levantado del sillón, ya había recordado una vez más, lo que tan presente tengo y no tengo día a día... Ah! Esa duda y desilusión resonante en las entrañas de mi fatigación y acelero cardíaco, ¡que tan insinuante y presagioso se presentaba esta nueva senda! en los retoques de mis días, esperando un invierno por demás frío pero por demás abrigador, invierno que cumplió su palabra y amenaza a medias, invierno que hoy provoca el congelamiento pulmonar de la desmotivada desilusión vacía que me agobia a la continuidad de seguir sin un claro aparente en la nebulosa de engranajes y metales que no paran su marcha bajo mi corteza cerebral.
Pero bueno, decía que era yo, era en verdad yo, aquél que bajaba y subía las escaleras de esa terminal, impulsado por un poco de vino junto a tres bebidas personas de fuertes lazos para conmigo, pasamos las vías del tren, subimos al micro, vimos y ví como de un lado estaba toda la movilización entre las grandes estructuras grises, y del otro lado, todo blanco amigos, no había nada mas, como si fuera el costado del mundo, el último borde antes de llegar a la nada, o mejor dicho lo que se veía era la nada, era el final del sueño, el final de mi corteza cerebral, quizás ese muro blanco era mi cabeza desde adentro.
Llegamos a destino, sin saber cuál era, la densa y graciosa conversación sin sentido en el kiosco de las bebidas indecisas, encantamos con nuestro ensordecedor griterío de euforía como exaltados descubridores del mundo nuevo a todo el suburbio lleno de gente tirada como si no fueran personas, despojados de sus sueños y de sus anhelos, entre papeles de diarios que volaban dando una imagen triste de aquéllas almas apagadas a la merced del barullo.
Esquivamos el micro, volvimos en la carroza de cuentos, que un caballo blanco empujaba, seguramente hinchado las bolas de hacer el mismo pelotudo camino una y otra vez con un dueño que se llenaba los bolsillos tirándole las riendas. Por un momento olvidé a mis hermanos de labios morados y ensordecedora locura gritona, y estaba solo en ese carruaje, pensando en todo y en nada a la vez, sintiendo ese frío en mi cara como un regalo de tranquilidad, una pausa a lo que día a día tengo y no tengo presente, en el recuerdo subconciente de mis entrañas con el corazón y sus latidos cardíacos a destiempo y fuera de ritmo.
Era yo, el que a su vez en esa soledad morada y pacífica que diera tregua a aquellos vasos que nunca se llenaron ausentes de respuesta a mi insinuación, se llenaba el cráneo de voces dulces y tiernas de palabras cariñosas y comentarios afortunadamente emitidos por personas queridas que entienden y soportan los desvaríos de éste protagonista que no se cansa de afirmar que era él mismo que escuchaba sus voces de dulces presagios y justificados juicios a dicho dolor.
Pero, entre tanta voz dulce y bien aventurada se esbozaban esos despojos de imágenes de pelicula muda, no por vieja sino por silenciosa, de aquélla situación que provoca confusión en el nexo de mi espiritualidad y mi físico parte de esta esfera.
De pronto los volvi a ver, era yo el que estaba bajando de la carroza con mis hermanos de labios morados, encendidos como una fugaz locura de enternecedora maldad con afán de voltear todo al paso, con los ojos bien abiertos, mirando perdidamente todo alrededor, sin perder detalle y sin saber que detalle mirar exactamente, fingiendo en broma una especie de suicidio mal actuado, que nadie creería jamas pero aún así reimos para no olvidar la sintonía de ese viento fugaz que éramos todos unidos por un lazo.
Era yo, el que miraba todo desde la profundidad de esa sonrisa macabra rememorando los momentos que sólo se rememoran porque dejan alguna marca importante, era yo el que delimitada la virtualidad de la realidad de ese sueño y tratando de entender lo que fue y lo que no fue, lo que por algo pasó y lo que por algo no pasó pero ahora creía que había pasado porque esos engranajes dieron cuerda a tanta historia enredada con la realidad.
No se preocupen, ni sientan pena por su protagonista y narrador, queridos amigos, pués él entre la macabra sonrisa y los engranajes que giran incansablemente sigue sin entender verdaderamente episodios de la esfera, pero aún siente fuerzas para volver a mirar a esa nada, a ese borde, a esa finalización en blanco del mundo, aún siente fuerzas para acercarse y juguetear a su límite, deslúmbrandose con conocer qué hay detrás del telón blanco, porque se qué si bien es la nada, encierra un todo. Era yo el que sigue pensándola entre las cosas que día a día tiene y no tiene, y extraña el tenerla y no tenerla a la vez, era yo el que estaba refugiado en la mística travesía que no fué pero fue a la vez con sus hermanos de labios morados. Era yo el del viento frío en la cara sintiendo esa paz que era un grito urgente, era yo el que se levantaba de la cama acariciando la sombra del pecho que se enredaba sobre el colchón para seguir durmiendo, era yo el que había viajado tan lejos a descansar. Oh, si, era yo.


miércoles, 17 de agosto de 2011

Jugando a la suerte tonta

Cuando el temblor pasó
y quedé en el suelo,
te vi volar a mi...
a mi recuerdo.

A la suerte me dí
sin mas consuelos,
que el ensordecedor
silencio.

Un auspicioso color vivo fue
de fríos sabores dulces,
pensando a lo mejor
en una suerte tonta.

Nada por esplendor,
sólo brillo propio,
fugaz mi paso fue
en la arena del sueño.

Las cosas de a dos,
el individuo no entiende,
un lobo jamás
dejará su bosque solitario, solo.

No hay mas anhelos que
el fin de semana,
esto sólo sirve
para llevarse algo de plata.

En aquél espacio
sólo brilló la estrella ausente,
y el universo fugaz, entre lágrimas,
se extinguió.

Un auspicioso color vivo fue
de fríos sabores dulces,
pensando a lo mejor
en una suerte tonta.

Nada por esplendor,
sólo brillo propio,
fugaz mi paso fue
en la arena del sueño.

A la suerte me dí
sin mas consuelos,
que el ensordecedor
silencio.

viernes, 12 de agosto de 2011

Ninguna novedad

Subió niveles en este juego
de "Gran hermano" con
participantes de verdad.

En gran silencio, gran delirio
con olor a oscuridad...

Estando bien con dios
y el diablo, gana su carismática protección.

Y sus leales, de finas gracias,
y mala actuación, se acoplan al montón.

Están de tu lado, jugando con la lengua
a punto de cortar,
en cualquier momento a obligar...

Esa carcajada, da temor...
y, el silencio la peor opción...

Estando bien con dios
y el diablo, gana su carismática protección.

Y sus leales, de finas gracias,
y mala actuación, se acoplan al montón.

La falsedad, cuando esta armada,
es mas peligrosa que el ladrón...

miércoles, 10 de agosto de 2011

Se pierde el tiempo

Varios días,
¡Ya varios días!
(Las nubes a acelerar...)

Con otro salteo hoy,
vas a insistir...

¡Todo se esquiva!
¡Nunca se estiba!
y van varios días...

Un avión a despegar
y, los pies, por debajo del suelo...

Un gitano me escuchó
y como yo, sin aire se quedó...
(Pero, ¡aprendiendo a hablar!)

Su boludo adiós,
la pista eliminó... pero, ¡te pienso!

¡Varios días!
¡Ya varios días!

domingo, 7 de agosto de 2011

La Persecución de los dos Conejos


Garabato: "La persecución de los dos Conejos."

sábado, 6 de agosto de 2011

Colapso Visual (Ceguera Fría)

Colapso Visual (Ceguera fría)
Oleo. 100 x 70 cm.

martes, 2 de agosto de 2011

El último recuerdo

GARABATO. El último recuerdo

domingo, 31 de julio de 2011

sábado, 30 de julio de 2011

¡Profesionales!

Hay sombras propias
que dan miedo,
y luces que son miseria.

¿Cuánto dura el sueño del que está soñando?

Te van choreando la vida un poco...
(¡Que nadie toque mi muerte!)

Hay momentos de gran seducción,
como claves de soles y notas.
(escondiendo el mensaje oculto...)

En su tormento de gran Toro
pide el señor, que sólo sea victoria.
(Otra vez a duras penas en la cuerda...)

Pendejo viejo de grandes alas,
que se despluman por las noches
¡volando cielos de misterio!

¿Cuánto duele el golpe del débilucho?

Algún día en la ausencia,
dejará de ser lo que es hoy...
(en este presente ausente...)

Es que no veo mas nada,
detrás de la muralla que nunca pude escrachar.

Se acomoda sobre el arte,
duerme siesta y se lame.
(no entiende el valor que tiene para mi)

¿Cuánto alimentan los besos sin labios?

Hay momentos de gran diversión,
hay quien domina impulsos...
¡Un don que pocos se dan solos!

Siempre hay algo de temor,
pero no es justamente lo que te pasa a vos...
(Si fácil es escapar...)

Ya junté los pinceles,
ya ví mis manos sucias,
también la tinta en mis venas... ¡otro día terminó!

¿Cuánto miran los ojos que no van mirando?

Si miraste bien, no vas mirando...

jueves, 28 de julio de 2011

Buen día

A veces sofoca su triste papel,
en esta comedia gris.

Enojarse a tiempo, también
sienta bien...
y, quitar los ojos de la tempestad.

Garúa bastante en el corazón
y humedecido empieza a frenar...

Ya sé que a veces gritar
es la forma de defender...
En cuentagotas son los que te van a entender.

Alguien que te da la mano
debería hacerlo a todo tu "yo"...
El pulso radiante de ser en atrapa-sueños...

Podría decir hasta acá llegué
y no medir los vasos,
(me fui acostumbrando)

Espíonaje cybernético,
no cuesta tanto...

Hay que hundir el alma un poco
y darle para adelante.

Me fui quejando de insensibles,
me estoy acostumbrando...

Los caracoles no caminan tan lento,
¡ahora ganan competencias!

En esta selva de chabones fashion,
con claras intenciones...
y, corazones tibios.

Me sofoca el sueño, me sofoca el desvelo,
y va llamando un poco,
a seres que no tienen que ver con esta esfera,
o tienen que ver mas que nosotros...

Miren el despertador,
¡ya está sonando!
parece que de ante-mano,
pago sentencia por futuros crímenes...

Me estoy acostumbrando...

martes, 26 de julio de 2011

El Arte de Disimular

Algunos desperfectos,
nos hacen ir migrando...

Lugares pasajeros,
lugares distanciados,
señales invisibles, que no existieron nunca...

Para qué papeles,
si no tenes apariencia a bombas,
Poca dinamita, mucha pólvora mojada...

Yo compro telas,
de amores y glorias apasionadas...
Son las únicas flechas que me cruzan,
de alados pibes...

Me ocupo entonces de los viejos asuntos,
que jamás pensaba...
Si algún daño imperceptible existe,
nunca duele tanto.

El giro inesperado,
no es el que más marea...

Vulgaridades en muchos trancos,
para tropezar en caminatas largas,
irse perdiendo, todas las pisadas...

Si el gato quiere mimos,
no va a los tejados.

domingo, 24 de julio de 2011

El campeón siempre vigente

En pocas palabras,
hizo un giro desmedido
y su afición huyó...

Era el crack,
lo demostraba cada vez
que jugaba con algún corazón.

Su belleza, de piba linda,
enjaulaba a fieras y mansos torpes
de la seducción...

Alguna de sus estrellas,
debe haberse apagado
y su magia desvaneció...

Le pasó sin que se sepa,
sin que nadie pueda ver,
por eso sigue encantando...

Esa gran virtud de controlar todo
hasta los sentimientos,
y los impulsos dominar...

A veces se escapaba
algún milagro pero nada mas...
nunca fuera de su plan...

En pocas palabras,
alimentó y luego mató de hambre,
al iluso de cartón...

Pobrecito iluso,
ahora junta sus pedazos,
y le brinda la copa de su corazón...

sábado, 23 de julio de 2011

Un diablito burlón

Mientras crecías no te creías
tan vivo a esta altura,
perdiendo señales de la realidad.
(fantasía que cura los males)

Va a salir por tus poros,
el interior que te hace tierno,
y no acompaña nunca tu facha
de seriedad al comienzo.

Cuando se pierde el tiempo,
el tiempo cobra más...

Algunas pocas sobras de llantos,
y de triste corazón,
vas a callar tus demonios
o hacerlos parte de la función.

Pero, un diablito que se burla de tus anhelos,
es porque esconde su propia soledad,
esa idiotez de creerse vivo a tal edad...
no gusta nada, después no llores si te tildan de maldad.

viernes, 22 de julio de 2011

Sobre nubes

Sobre nubes alejando,
sin pensar que vas tirando,
transformando en oscura tu calidez...

Hay hojas que prometían, que muestran,
otro descenlace diferente a éste,
escondiéndose bajo la alfombra.

¿Por donde van tus emociones?
ya pasaron de todo...
que ni de las muecas te acordás...

Cabeza sin distracciones,
escapando del azar,
mirando hacia adelante, un sim de verdad.

El pañuelito en la cara no hizo falta,
y su olor no se logró sentir,
fragancia a nubes y a huecos negros tiene al parecer...

jueves, 21 de julio de 2011

Fatigado

A menudo cruzan esa línea sin esfuerzo,
con ojos cerrados veo sus atropellos...

Yo voy planchado pero atento,
soltandome de la presión
de los que joden en vez de ir a dormir...
(en pocas horas lamentaré este desvelo)

Pienso en nuevos viejos triunfos fracasados,
soy un detective de mil casos
que pierde la pista de su corazón
(no me pagaría hasta no ver la solución)

Cuando calienta el motor sólo dejo descansar,
no me está gustando esa idea de formatear...

No me afanaron la llave de ese mundo,
la tiré porque me canse de no ser local,
(y mi idioma se entiende fácil, tanto
que no se necesita explicar...)

lunes, 18 de julio de 2011

La gambeta, la expulsión y el abrazo.




La Gambeta Visual


La Expulsión


El Abrazo


Dibujos con carbonilla.


domingo, 17 de julio de 2011

K.O.

Un hueco nada violento para el final
de los días de anaranjadas aceleraciones.
(La fatigación siempre llega cuando no se puede más...)

No llegó nunca, llegó tarde,
llegará en tiempos absurdos a confundir,
llegará cuando sea el momento de truenos,
de decisiones, del cara o cruz, llegará...

Con la camisa blanca, (¡fuertes colores!) vestía lágrimas,
un viento de lejanía trazaba el Knock Out
de la mirada que mira sin mirar, mirando indiferencias.

domingo, 10 de julio de 2011

El Resurgimiento

Escapo de la rabia,
de la fuerza que no tenia,
mis destellos se apagaron
en dicha prisión,
tras las rejas de la boludización
que creia que sabía todo acerca de mi...

En este instante,
batalla sin presagios,
ni viejas intenciones...
El ¡click! no fue de casualidad
en los cerebros de los que se despejan
los nubarrones tormentosos de ceguera...

¡Tempestad! ¡Oíd truenos nebulosos!
Luz solar como lanzas laboriosas,
(el escudo no resistió...)
Todo se inunda, todo se inunda de inmensa luz,
¡Inmensidad! Luz colosal,
el brillo en mi cara no se hace esperar...

domingo, 3 de julio de 2011

Pintura: El Cálido sueño de Invierno


El cálido sueño de invierno.
Oleo
120 x 120 cm

Ceguera en la Niebla

Después de excederme tanto,
en benditas creencias y no salir
de la vulgaridad que enferma el anhelo...

Está a mi costado el que antes
estaba tan dentro,
que busca en pequeñeces
un bonito accionar en desmedidas grises.

Y se va a despertar,
de estos sueños que no sabe si sueña...
encontrándose ciego en la niebla...

Aunque este todo gris,
en el día soleado, te vestís,
y vas a enjaularte y sentirte afiebrado,
sabiendo que no hay "en cualquier momento"...

ni un ojalá que haga valer la pena
de esta fiebre, con tanto calor...
y la niebla se va y no deja nada para ver.

Algo escribís, algo aguardás,
y un tropezón que no sentiste como caída,
y no te parás porque te creías en dos pies...
el peor final para el gris que oscurece...

Ya despertás,
el sueño fue soñado pero ahora descansa...
¡niebla te voy a afanar un descanso para mis ojos!

miércoles, 29 de junio de 2011

Intrasueño

Con pintadas que tiñen su piel,
ojos dorados que detienen el motor,

y una voz gruesa que cuenta
lo que pienso.
(Y, el general escondido tras el velo...)

Vuelta acá, despertar con luz azul
y mucho invierno.
Todo en perfecto silencio,
se corta el sueño.

Sabiendo que es sólo un momento.
Ojos miran fijo, tras el velo...
(dan interés, no temor...)

Y una voz gruesa que cuenta
lo que pienso...
Los engranajes dando cuerda...
la FM del intrasueño...

domingo, 26 de junio de 2011

Pintura: Mujer con Tatuaje

Mujer con Tatuaje

Oleo.
80 x 140 cm.

sábado, 25 de junio de 2011

viernes, 24 de junio de 2011

El Tour del Levante

Angeles desarmados,
como marionetas angelicales,
entrando al templo,
callando al viejo gritón del grupo...
en el tour del levante por Buenos Aires.

Esa caricatura me dió miedo,
esa forma de trazar asusta,
"Por favor no muestres más, nada más"
¿Qué pasa si saltan a mi cuello ahora?...
en el tour del levante por Buenos Aires.

Nuestra noche estaba ahí, sucediendo otra vez,
viniste a mi ser, y en mi enloquecer
me sentí (¡al fin!) en el espacio.
Era el mejor momento para bajarme de un bofetón.
En el tour del levante por Buenos Aires.

Sentí que nada era eterno
y que todo iba a ser para siempre,
en el denso lapso de mi esplendor,
conocí el sabor de la húmedad verdadera,
el que se conoce cuando se conectan dos mundos...

Fuí un joven viejo de mil batallas,
un viejo pendejo cagón, jubilándose...
en el tour del levante por Buenos Aires.

jueves, 23 de junio de 2011

¡Cometas!

Fue mucho tiempo
(no lo lograré).
¿De dónde sostener?
Si en nada creo.

¿Es el momento?
¿O nunca fue?
Soy un ocaso
(para de alguna forma embellecer)

Es el silencio,
es el revés,
es el tiempo que alardea,
sabiendo que no sabe volver.

Hubieron cometas
en tu cara estrellada,
yo pedí un deseo...
¡Soy invisible! (el deseo falló).

sábado, 18 de junio de 2011

Deseo para tiempos venideros (En épocas de imanes)

El esplendor suele mezclar
confusiones con certezas,
y en jornadas pesadas atenta a mi ser.
Desde lejos no se vé,
y de cerca tampoco sin mirar,
hay algo que aflora en la piel sin querer.

Y un bello imán a mis días va a enganchar,
y quizás sabe que atrapa hasta con ignorar...
(Debería no regalarme tan fácil...)

¿Qué hacer con algo que quema tanto?
(para los que saborean victorias sencillas eso es un problema cruel...)
Esto de intentar enviar, y esperar, y no ver nada mas.
Ida y vuelta perdés, y sin decir la verdad
nunca hubo tanta sinceridad contada,
y escapás de la devolución, y sentencias al fin todo a la nada...

(No escapa nada de tu percepción...)

Y hay un bello imán que engancha los días
si hay palabras...
así logra que todo se quede en pausa una semana más...
Cuando mire el cielo, y piense en esplendor,
temible dios, poco considerado en el amor,
haceme extrañar con algún sentido esperanzador...