viernes, 12 de agosto de 2011

Ninguna novedad

Subió niveles en este juego
de "Gran hermano" con
participantes de verdad.

En gran silencio, gran delirio
con olor a oscuridad...

Estando bien con dios
y el diablo, gana su carismática protección.

Y sus leales, de finas gracias,
y mala actuación, se acoplan al montón.

Están de tu lado, jugando con la lengua
a punto de cortar,
en cualquier momento a obligar...

Esa carcajada, da temor...
y, el silencio la peor opción...

Estando bien con dios
y el diablo, gana su carismática protección.

Y sus leales, de finas gracias,
y mala actuación, se acoplan al montón.

La falsedad, cuando esta armada,
es mas peligrosa que el ladrón...

3 comentarios:

Juan Ojeda dijo...

Que cierto ese final, porque el mundo es tamaña hipocresía que ha dado lugar a una "mentira verdadera" y a otra "mentira armada". A veces descubrirlo es un laberinto (sin hilo ni Ariadna).

Alize dijo...

Muy buen final.
Estaba navegando por ahí y te he encontrado.
Tu dibujas esas cosas que esta unas entradas más abajo? Me han encantado...

byee

Espérame en Siberia dijo...

Ah, abundan los hipócritas. Hay que cuidarse.

Besos, encanto.