jueves, 3 de noviembre de 2011

Pasillo

Caminando yo espero,
y el pasillo, me hace eco
y estoy quemando zapatillas...

Los momentos de silencio auditivo
agudizan los latidos del corazón
(y no para de hablar...).

Tu cuerpo tiene olor a primavera,
y la primavera es mejor que temblar...

Un poco más de sol
¡nada más!
Un poco más de paz,
no vendría mal...

Yo no sólo tengo paciencia,
tengo caos que dominar,
y es más fácil si me llevás
sin sentido por la ciudad...

3 comentarios:

Maritza dijo...

De la mano de ella se hará más fácil esa espera,sin duda!

Muy bello poema, con un trasfondo potente.

Abrazos.

claudia dijo...

Hay veces que en el silencio, el corazón se pone a gritar como un loco para que s ele oiga.


Besos.

La Maga dijo...

La primavera da paz y calmaaaaa!!!
Un beso, lindas palabras..