sábado, 7 de mayo de 2011

No se puede mirar tan de cerca

Cruza viento y esperanza en la calle,
casi siempre doblando en la esquina,
no importa el tiempo que haga
siempre sentís el golpeteo torácico.

En pasos lentos, tiempos exactos,
y palabras que sin saber se fueron contando,
No se puede mirar tan de cerca,
la luz que sale de los ojos, antes de bajar la mirada...

¿Cuántos truenos esconde su olvido?
Si después de puros segundos,
todo va a volver a su lugar...
Cuando ignorar es olvidar.

¡Buena suerte! desea el espejo,
hay tantas cosas para gritarle,
que siempre sospecha dañar
un poco la imagén, no sólo superficial.

A los tontos que no se animan a volar,
les cuesta más el camino en el suelo,
y sus cortes son de alborotos
de atajos sin sentido, y escapes sin destino.

Nuevas ilusiones futuras,
de nuevo volvieron a leer en presente,
la duda es siempre la misma...
Cuando ignorar es olvidar.

10 comentarios:

Noe Palma dijo...

hay una pregunta que me queda sonando... y me la llevo para meditar...
..."¿Cuántos truenos esconde su olvido?"...

gracias Facu, por esto..!

Eleanor Smith * dijo...

No hay nada más bello que habitar con los pies fuera y lejos del suelo...

Un beso o 2 *

Pd: me gusta mucho tus últimos poemas. Se nota un crecimiento importante. No es que antes no lo fuera, pero ahora estás más genial aún FacuZ!

Elena Lechuga dijo...

Los espejos siemrpe dicen más de lo que saben

Dejemonos sorprender dijo...

Volemos )) mucho mas fácil! ja.. Un gran abrazo Facu!

Rayuela dijo...

el olvido y los espejos no se llevan bien...no se pueden mirar tan de cerca...


besos*

mori dijo...

esos tontos que nos cuenta caminar pero guardamos las alitas en la mochila de atras!! Bonito!!
Besos!

TORO SALVAJE dijo...

Aquí a los que vuelan les disparan con escopetas de odio.

Saludos.

Espérame en Siberia dijo...

¡Exacto! Olvidar es pura ignorancia, falta de aprendizaje, Facu. Qué gusto que también lo veas así.
Y qué gusto leerte, pasar a visitarte.

Muchos besos y cariños.

Sabagg dijo...

Me ha quedado el eco de estos dos versos al final:
No se puede mirar tan de cerca,
la luz que sale de los ojos, antes de bajar la mirada...
Un abrazo.-

Victoria dijo...

A los tontos que no se animan a volar,
les cuesta más el camino en el suelo,
y sus cortes son de alborotos
de atajos sin sentido, y escapes sin destino.

No sabes cómo he amado este párrafo...
seguro que no lo sabes pero te aviso que estas palabras las escribiré y pasará a formar parte de esa puerta del closet llena de frases inspiradoras que me llegan a la médula.

un beso y gracias...
de verdad.