sábado, 28 de mayo de 2011

La prioridad

Me escapé
porque yo era mi prioridad
y, en alivios de tiempos prófugos
el cuento fantástico se termina,
y deja ser el verdadero ser.

Fue un fuerte trago
que volteaba soñadores,
a tontos necios
de la magia, que ya sin trucos
no siguen la función.

Encantaba con sus profundas pretenciones
y el misterio de su oculto sabor,
disparates de la moda
de sin querer, queriendo,
llamar la atención.

Ahora muestra al fin,
todas sus caras,
que la bohemia vulgar
de sus siniestros
perdió todo su fulgor.

Me escapé
porque yo era mi prioridad.
Las libertades pisan mejor
a flor de piel,
sin boluditos hablando desde su propia prisión

8 comentarios:

Noelia Palma dijo...

ironíaaaaaa!!!
y me encanta...

Respirando entre palabras. dijo...

Linda prioridad es la de SER...
Saludos

Corina dijo...

Oportuno tu texto. Me gusta tu forma de escribir. El ultimo párrafo me gusto muchísimo. Ser mi prioridad... a veces me olvido. Un abrazo

Rayuela dijo...

hay veces en que debemos huir!
coincido con noelia, me encanta el tono irónico.

besos*

Victoria dijo...

"Me escapé
porque yo era mi prioridad.
Las libertades pisan mejor
a flor de piel,
sin boluditos hablando desde su propia prisión."


dioss.... en serio, me encanta sentirme identificada a morir con lo que escribes, pero qué parrafo que has escrito...

un abrazo!

Elena Lechuga dijo...

Me encantó el juego. Y el contenido.
Un abrazo

Mariposa dijo...

Me encantó!! Estoy en plena huida...Beso!

Lía dijo...

Siempre sostengo que la única carcel que existe cubre el perímetro del cerebro..

"Las libertades pisan mejor
a flor de piel"

Una delicia leerte!!

Un abrazo