martes, 18 de diciembre de 2012

Acostumbrarse

Te acostumbraste ya
y cambiar de golpe
es mortal.

Una falsa paz
en tu pecho abierto,
que se cierra sin avisar.

Fantasmas grises
sobre tu pecho blando,
presagios de triste llama
que arde sin querer quemar.

Y, verdades que te mienten,
escuelas que no saben enseñar,
una luz de oscuridad,
de tanto soñar tormentas te ahogás.

Nadás, ahogás,
flotás, te acostumbrás,
cambiar de dirección
es jugársela.

2 comentarios:

Celeste dijo...

Touché.

"de tanto soñar tormentas te ahogás."
que genio facu, me encantó!

La Maga dijo...

Todo el tiempo quiero cambiar de dirección y termino en la misma curva!
Me encantaron tus palabras! Un beso muchacho, que andes bien!