sábado, 26 de marzo de 2011

Historia sin Perdedores

Un problema de vida pasada que
siempre llevás hasta en la felicidad.
Una buena salida para cuando
necesitabas esquivar compromisos de amar.

No entendía bien que criterio tenés
para conocer, si en el Norte o Sur,
todo te venía bien, como
la fugaz amistad de personas viajeras en hotel.

Perfecto encanto con gente de poder,
y promesas falsas a los que están demás.
Enfermedad sin señal, siempre haciendo esperar...
¡Tu canción de cuna demandás!

Ambulancias del SAME ahora cambias,
por algún preparado con lujito más,
y al acelerar su facha te debe encantar
esta pseudo-libertad, luciendo al viento Ray-Ban.

Siempre supiste bien tu capacidad,
hasta saber actuar mal cuando conviene.
Codeaste "inocente" con grandes, cuidaste infantes,
total lo mas importante siempre podía esperar.

Reí lo que quieras, que la vida no te golpea
como exagerás, destino de todo éxito tenés
pero, mi mejor premio es cuando preguntan ¿quién soy?
responder mi nombre sin tenerme que esconder.

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Sin duda ese es el mejor premio para cualquier persona.

Noe Palma dijo...

Facu!

que bien lo hacés amigo, definitivamente...

abrazos, niño!

She ♥ dijo...

grande, eso sos Facu (:

Victoria dijo...

lo tuve que releer, bastaron dos lecturas para -creo- comprender las palabras o al menos armarme el vago hilo de comprensión que a veces forma mi cabeza... es la dualidad, no? la de saber a quién y con quién, las dos partes que hacen un uno... ¿ahí radica todo, no?

no se Facu... hoy ando con la cabeza dispersa, de todas formas gracias, por dejar un trozito de eso que cruza por tu cabeza y compartirlo.

siempre es grato.

FacuZ dijo...

Las dos partes que hacen un uno, algo así, es una buena definición, Victoria.

Un uno en dos, con caminos que se abren, y se van dispersando. Pero lo bueno es que, simplemente es que al final, en la repartija de premios los dos tienen triunfos, cada cual desde su lado, y queda mas que claro que por algo no fueron uno.

Los finales felices se ven, para quien los quiere ver, aunque el camino haya sido quizas, extraño.

A mi también me resulta complicado cada vez que lo leo... pero la verdad creo que es la esencia de esto.

Un saludo!

Rayuela dijo...

hablar con nosotros mismos...

besos*

Alma naif dijo...

Me encantó Facu, creo que tu camino era ese, el de tener bien claro al final del camino, tu nombre, que en definitiva es lo unico que nadie nos puede quitar, como la identidad no???
Un escrito para pensar, aunque a mi me costó tambien, en algunas partes me decia... uyyy si.. es verdad (como el caso de esos amigos circunstanciales que te haces en los viajes) y muchos otros conceptos.
Uy...yo que dije que iba a descansar un poco sigo comentando como si escribiera un mail siempre!!!
Besos a tu alma, siempre!!!

Sabagg dijo...

Bravo. El logro de ser definitivamente quien uno es y no decirse ser otro es algo sencillo pero difícil, y una vez alcanzado, noble, grande.

Un abrzo, compañero. Siempre es un gusto leerte y que me leas.

Elena Lechuga dijo...

Me encanta el contraste de vocabulario

Sneyder dijo...

¿quién soy?
responder mi nombre sin tenerme que esconder.

Alto y claro sin tapujos responder.

Un abrazo

peperina dijo...

que buen final, hablando de finales. ojala el comienzo sea bueno.
y gracias por lo de la foto!
un beso y buena semana :)

Flor S dijo...

Facu, buenísimo el final ;)

Lo mejor de todo es poder seguir siendo uno, sin perderse, sin dejarse corromper...

Mil besos :)